Periodoncia

Periodoncia en ICON Clínica Dental

 

Se cree de manera errónea que el sangrado de encías es algo normal. La encía debe estar bien pegada a los dientes para aislar el hueso de debajo del exterior. Si sangra, significa que existe contacto del exterior al interior contaminando y destruyendo, con el tiempo, el hueso de soporte dental que provocará la pérdida de los dientes.

Se distingue entre gingivitis y periodontitis. La primera produce la inflamación y enrojecimiento de la encía y su sangrado al lavar los dientes. La segunda se produce cuando las enfermedades periodontales pasan a un segundo estadío. Produce la retracción o merma de las encías, sensación de dientes más largos, movilidad de los dientes, separación, cambio en la forma de encajar, aumento de la sensibilidad dental al frío, dolor y mal aliento.

¿Cómo puedo saber si mis encías están enfermas?

El 75% de los adultos posee alguna enfermedad periodontal. Al transcurrir sin dolor estas pasan desapercibidas llegando a enmascarar a una enfermedad en estado avanzado. Los primeros síntomas son el sangrando de encías, inflamación, enrojecimiento e hinchazón de la encía.

Si el problema se desarrolla se pueden detectar otros síntomas como la retracción de las encías, dientes más largos, presencia de pus, mal sabor, mal aliento, movilidad y separación entre dientes, aumento de la sensibilidad con el frío y sensación de dolor en las encías.

¿Cúal es la causa de estas enfermedades?

Estas enfermedades son de origen bacteriano. Después de las comidas todos tenemos multitud de bacterias que si no eliminamos de nuestro organismo lavándonos los dientes, pueden penetrar en el espacio que existe entre el diente y la encía, provocando la inflamación de las encías y su posterior deterioro.

Las bacterias por sí mismas no producen esa enfermedad a no ser que haya cierta predisposición genética. Existen otros factores que favorecen su desarrollo como el consumo de tabaco, mala higiene oral, estrés, estado de salud, diabetes o problemas con ciertos medicamentos.

¿La enfermedad periodontal tiene cura?

Sí, el principal objetivo es controlar la infección que provoca la enfermedad. Si conseguimos controlarla el proceso destructivo se detiene consiguiendo conservar los dientes. El tratamiento y diagnóstico precoz son de vital importancia, ya que la estabilidad de los dientes depende en gran medida del hueso de soporte.

Dependiendo de las características existen formas de regenerar el tejido perdido.