Odontología general

Odontología general

La Odontología o Estomatología

La odontología o estomatología es una rama de la Medicina que se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del aparato estomatognático, que incluye los dientes, el periodonto, la articulación temporomandibular y el sistema neuromuscular. Y todas las estructuras de la cavidad oral como la lengua, el paladar, la mucosa oral, las glándulas salivales y otras estructuras anatómicas implicadas como los labios, las amígdalas, y la orofaringe.

¿Son necesarias las restauraciones estéticas en los dientes posteriores?

Los avances en el campo de la odontología han permitido crear resinas dentales que proporcionan una adhesión química y micromecánica de los tejidos dentales que permiten que la eliminación del tejido se limite solo a la lesión sin extenderse al esmalte o a la dentina sana. Además de esa gran ventaja estas resinas se comportan de la misma manera que los tejidos que sustituyen: flexibilidad, desgaste, fluorescencia, luminosidad, etc. Su desarrollo permite imitar los tonos y la traslucidez, tanto del esmalte como de la dentina.

¿Qué es una resina compuesta?

Las resinas compuestas se caracterizan por poseer cuatro componentes básicos: Una matriz resinosa, iniciadores de polimerización, carga inorgánica de cristales y colorantes y un agente de acoplamiento de estas partículas. El porcentaje de carga inorgánica respecto a la orgánica confieren al material sus características de pulido y desgaste que imitan a la de los tejidos que sustituirán.

Adhesión de la resina al esmalte y dentina

La utilización del ácido ortofosfórico produce una desmineralización del tejido dental que proporciona un aumento en la superficie de adhesión y microrugosidades que conforman la base de acción del sistema adhesivo. Se emplea la misma química para el adhesivo que la utilizada para la resina compuesta por lo que se otorga de integridad a todo el conjunto.

 

Restauración de dientes endodonciados

Después de un tratamiento de conductos (endodoncia) el diente queda muy debilitado. Después de la extracción de tejido cariado se añade la eliminación de tejido sano para acceder a los conductos radiculares dejando la estructura realmente debilitada. La restauración con composite es, por tanto, de gran tamaño, a veces un tercio o la mitad de la corona del diente, haciendo necesarios en muchas ocasiones elementos de retención de la obturación como pernos intraradiculares.

Una vez terminada la restauración se requiere en la mayoría de los casos proteger la estructura cubriendo el diente con una funda o una incrustación. Estos tratamientos para cubrir el diente, posteriores a la endodoncia, son aconsejables debido al alto índice de fracturas que tienen los dientes endodonciados después del tratamiento.

Caries

La caries es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente debido a la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana después de ingerir alimentos y bebidas. Tras la destrucción del esmalte la caries ataca a la dentina y alcanza la pulpa dentaria produciendo su inflamación, pulpitis, y la posterior necrosis (muerte pulpar). Si el diente no es tratado puede llevar posteriormente a la inflamación del área que rodea el ápice (extremo de la raíz) produciéndose una periodontitis apical, y pudiendo llegar a ocasionar un absceso, o una celulitis.