Implantes y cirugía bucal

Implantes y cirugía en ICON Clínica Dental

Un implante dental es muy parecido a nuestros propios dientes. Un diente se compone de la raiz, la parte del diente que lo sujeta a la mandíbula, y la corona que corresponde con la superficie visible del diente. En el caso del implante se compone de una raiz de titanio que sustituye a la raíz perdida. Cuando la fase de curación en el paciente ha finalizado colocamos la nueva corona.

¿Cómo se sujeta el implante dental en el hueso?

Por un proceso biológico conocido como Osteointegración, descrito por el Profesor Bränemark en los años 50, mediante el cual el organismo establece una conexión directa entre el hueso y la superficie del implante.

Cuando se ha producido la osteointegración el implante se encuentra firmemente unido al hueso y puede soportar una prótesis para hacer frente a todos los requerimientos funcionales y estéticos como si se tratase de un diente natural sano.

Otra característica de la osteointegración es la de ser muy estable en el tiempo por lo que estos tratamientos ofrecen resultados satisfactorios que se disfrutan durante muchos años.

¿Para qué sirven los implantes dentales?

Reponer dientes con estabilidad similar o incluso superior a la de los naturales perdidos, evitando utilizar dientes adyacentes. Rehabilitar la boca funcional y estéticamente con calidad y precisión.

Conseguir que el hueso de los maxilares mantenga su función y no pierda volumen por reabsorción, evitando de esta forma el deterioro de los tejidos y el aspecto de cara envejecida por formación de pliegues y arrugas.

Posibilitar anclajes que permitan efectuar otros tratamientos como los ortodónticos u ortopédicos y que de otra forma, en ocasiones serían imposibles de realizar.

 

¿Es doloroso el proceso de un implante dental?

En la actualidad, existen recursos para colocar implantes dentales de una manera totalmente indolora. Con la ayuda de la anestesia local y la sedación consciente, conseguimos que los pacientes no sientan absolutamente nada.

Una vez los implantes están integrados, los dientes nuevos se fijan en los implantes y no descansan sobre la encía, lo que es mucho más cómodo y natural que las dentaduras tradicionales.

 

¿Cómo arreglo la ausencia de un solo diente?

Mediante un implante dental puede ser rehabilitada la pérdida de un diente natural SIN NECESIDAD DE UTILIZAR O TALLAR los dientes adyacentes sanos, cuestión inevitable, sin embargo, si se opta por la colocación de un puente apoyado en los dientes.

Sobre el implante se adapta una corona unitaria o independiente, que puede ir cementada o unida al implante mediante un pequeño tornillo invisible. Con ello la apariencia natural y las funciones masticatorias y de fonación quedan totalmente restauradas sin tener que apoyarnos en dientes adyacentes.

 

¿Cómo puedo restaurar la falta de varios dientes?

Cuando se han perdido varios dientes, ya sean anteriores o posteriores, y el tramo sin dientes es pequeño, se pueden reponer las ausencias mediante una prótesis fija denominada puente, que puede ir apoyada en sus dientes naturales.

Pero si se desea evitar tallarlos, es más aconsejable colocar varios implantes en el tramo sin dientes y sobre ellos apoyar el puente. Si el hueco es muy grande habrá que elegir entre una prótesis removible con ganchos, retenedores e incluso paladar

¿Y sí me faltan todos los dientes y muelas?

O bien se puede optar por una dentadura completa movible o por una dentadura completa fija. Los inconvenientes de una dentadura completa movible son la falta de ajuste de la dentadura, perdida de estabilidad, llagas, reabsorcion del hueso alveolar, problemas con el sabor y perdida del gusto.

En el caso de una dentadura completa fija mediante la colocación de un número variable de implantes dentales, que dependerá de cada caso en particular, se puede adaptar una prótesis estable y así detener la reabsorción del hueso en los maxilares e incrementar el confort y la seguridad.