Endodoncia

La Endodoncia en ICON Clínica Dental

 

La endodoncia requiere de un odontólogo especialista y se encarga de desvitalizar las raíces de los dientes realizando la descontaminación de sus conductos. La endodoncia de un diente es siempre necesaria cuando el nervio de su interior es atacado por bacterias externas, caries o influencia de una inflamación externa y se inflama o infecta. En icon Dental Clinic trataremos de evitar o prevenir lo antes posible la inflamación del nervio de un diente para que usted no tenga que sufrir sus consecuencias.

La endodoncia se realiza de una sola vez, no molesta y tiene un postoperatorio agradable. En ICON Clínica Dental aplicaremos técnicas de microcirugía con localizadores de conductos para solucionar los problemas de endodoncia .

La caries: El principal problema

La caries es una de las patologías dentales más frecuentes del mundo, es una enfermedad infecciosa ya que en su desarrollo se involucran diversos tipos de bacterias. Cuando un diente se encuentra afectado por la caries, las bacterias destruyen los tejidos duros del diente.

Según el estado de avance de la caries la lesión del diente puede ser: superficial cuando la caries afecta sólo a la capa más externa del diente (esmalte) e interna que afecta a tejidos más internos como la dentina y la pulpa dental (el nervio del diente). Hay tres factores que afectan para la aparición de la caries: los azúcares, las bacterias y la susceptibilidad del huésped ya que afecta de disitinta manera a cada individuo.

Hay otras causas que pueden afectar al interior del diente, como los traumatismos (golpes en los dientes, provocados por accidentes deportivos, infantiles, de tráfico, etc), que pueden producir dolor y situaciones de urgencia, que requieren tratamiento inmediato. Otra causa puede ser el desgaste dentario que pueden producirse por causa de la edad o producidos por malos hábitos: cepillado agresivo, abuso de pastas de dientes muy erosivas, morderse las uñas, problemas mandibulares, etc. El desgaste puede llegar a afectar a las zonas internas del diente provocando sensibilidad dental, dolor o abscesos.

Preguntas Frecuentes

En que consiste el tratamiento

Es un procedimiento que consiste en eliminar el nervio del diente afectado, desinfectar el interior de los conductos del diente y por último, obturar con un material especial dichos conductos.

¿Cuándo se necesita una endodoncia?

Este tratamiento es necesario cuando la pulpa dental está afectada de manera irreversible. También está indicada para aquellos dientes en los que se van a colocar puentes o coronas (fundas) en los que el tallado es muy exhaustivo.

¿Cuáles suelen ser los síntomas previos?

Pueden aparecer síntomas muy diversos, dependiendo del grado de afectación de la pulpa dental (nervio del diente). Generalmente los dientes se vuelven sensibles al frío, posteriormente al calor, a la masticación, el diente puede cambiar de color y entre los signos clínicos más frecuentes también podemos encontrar abscesos y fístulas.

¿Es dolorosa una endodoncia?

Se realiza bajo anestesia local. Una vez acabada la endodoncia pueden aparecer molestias durante la masticación que se pueden solventar fácilmente con la medicación adecuada. Como alternativa a la endoncia estaría la extracción y perdida del diente por lo que en ICON no es una opción recomendada.

¿Cuántas sesiones son necesarias para realizar una endodoncia?

Es un tratamiento complejo y minucioso y aunque en la mayoría de los casos las endodoncias suelen terminarse en una sesión (entre 1-2 horas según el grado de dificultad), existen excepciones en los que el tratamiento puede prolongarse durante dos o más sesiones.

¿Son más frágiles los dientes después de una endodoncia?

El diente es cubierto con un empaste provisional, que será reemplazado por un empaste o reconstrucción definitiva o por una corona dependiendo del grado de destrucción. En pocos casos un diente correctamente restaurado y tratado con endodoncia puede sufrir una fractura al cabo de un tiempo por pérdida de la restauración, caries u otros factores predisponentes entre los que se encuentra el bruxismo.