Los dientes de leche

Los niños suelen empezar a perder sus dientes de leche o temporales entre los 6 y los 6 años, cuando sus mandíbulas han crecido hacia su tamaño adulto. El motivo de la doble dentición humana recae en que la mandíbula de los bebés es demasiado pequeña para albergar los dientes permanentes hasta que no se ha desarrollado.

 

¿Por qué existen los dientes de leche?

A partir de los 6 o 7 años, las raíces de los dientes de leche se empiezan a disolver (esto sucede debido a la presión que ejercen los dientes permanentes por debajo), resultando en una mayor movilidad de las piezas temporales. Entonces, es cuestión de días que el diente temporal se caiga, ya que cada vez hay menos cantidad de raíz que lo soporte a medida que el diente permanente va empujando.

A medida que el niño crece, su mandíbula y músculos mandibulares crecen hasta alcanzar la posición y la fuerza necesarias para soportar los dientes permanentes. Este desarrollo de la mandíbula y los dientes permanentes finalizará al cabo de unos 15 años, con la erupción de los terceros molares o muelas del juicio.

Mantenedores de espacio naturales
Los dientes de leche son los responsables de mantener el espacio que necesitan los dientes permanentes para erupcionar correctamente, además de guiar su crecimiento hacia una posición correcta. Una vez el diente de leche ha caído, el diente permanente ocupará su lugar y empezará a travesar la encía hasta erupcionar completamente. Los primeros dientes permanentes en erupcionar suelen ser los dientes incisivos centrales y los primeros molares. Este paso suele darse entre los 6 y 9 años de edad. Los caninos, los premolares y los segundos molares, por su parte, no se reemplazan hasta los 10-13 años.

La importancia del seguimiento
Como hemos podido observar, desde que empieza la etapa de dentición mixta hasta que se completa el total desarrollo de la dentición permanente pueden pasar más de 15 años. Es importante que durante todo este tiempo el niño, primero, y adolescente, después, mantengan un seguimiento de su salud oral, ya que se trata de una etapa complicada que marcará el devenir de su sonrisa.

En Icon clínica dental nos encargamos de ofrecer tratamientos preventivos, interceptivos y restauradores para solucionar todo tipo de problemas en cualquier fase, pero siempre recomendamos realizar mínimo un chequeo dental al año para aprovechar las muchas ventajas de la prevención.