La estética de la sonrisa (II)

Ayer publicábamos la primera parte de este post dedicado a la estética dental, destacando que antes de plantear un tratamiento estético debemos asegurarnos de que la boca y los dientes sobre los que vamos a trabajar estén completamente sanos. Y cuando decimos completamente, nos referimos a que tanto encías como hueso deben estar sanos. Esta es la única forma de garantizar el éxito a largo plazo del trabajo estético.

Así, nos centrábamos en la parte blanca de la sonrisa, los dientes, y dábamos respuesta a esas dudas que soléis plantearnos sobre cómo mejorar el color de los mismos. Pero con respecto a esta parte blanca, quedan pendientes un par de preguntas/tratamientos fundamentales y muy demandados. 

 

PARTE BLANCA

 

¿Cómo podemos modificar la forma a los dientes?

Podemos cambiarle la forma a los dientes mediante coronas o carillas (porcelana o composite). Como hemos comentado anteriormente, para hacer coronas o carillas tendremos que tallar el diente (rebajar su volumen), la corona requerirá un tallado más agresivo que la carilla. La opción de las carillas de composite no es válida para todos los casos, pues aquellas personas que quieran reducir el tamaño de los dientes no lo podrán hacer mediante esta técnica, si no que habrá recurrir a una corona o carilla de porcelana.

 

¿Cómo podemos modificar la posición de los dientes?

Mediante ortodoncia. La ortodoncia es la disciplina odontológica que nos permite variar la posición de los dientes, alinearlos, cerrar espacios, etc. Podemos realizar tratamientos ortodónticos en todos los pacientes, independientemente de su edad, siempre que trabajemos sobre unos dientes sanos.

 

PARTE ROSA (encías)

 

Cuando hablamos de estética de la sonrisa, tan importantes son los dientes como las encías que hay alrededor de ellos. Una sonrisa bonita es aquella en la que no solo vemos dientes, sino que también vemos una pequeña porción de encía.

En las encías también somos capaces de hacer modificaciones con el fin de mejorar la estética de la sonrisa del paciente.

 

¿Cómo podemos mejorar la estética de la sonrisa si cuando nos reímos enseñamos demasiada encía?

Rebajaremos la cantidad de encía que el paciente muestra cuando se ríe mediante una pequeña cirugía.

Recortaremos la encía necesaria de manera que nos quede un tamaño de diente mayor acompañado de menor cantidad de encía, de forma que cuando el paciente se ría exista una harmonía entre la cantidad de diente y de encía que enseña.

 

¿Cómo podemos cubrir una recesión?

Es habitual que con el paso del tiempo surjan recesiones (zonas donde la encía ha mermado, en las que ya no solo se ve la corona del diente sino que empieza a asomar la raíz del mismo). Estas recesiones se producen como consecuencia del paso del tiempo, técnicas de cepillado incorrectas, cepillos dentales duros, por problemas periodontales, trauma oclusal...

La mayoría de las recesiones las vamos a poder corregir pero es importante saber que no lo conseguiremos con todas.

Corregimos las recesiones mediante injertos (tomamos un injerto del paladar y lo posicionamos en la zona de la recesión).

 

Si tienes más dudas al respecto de estas y otras cuestiones, puedes preguntarnos en nuestra consultoría dental gratuita, tanto en nuestra clínica, como en el siguiente enlace:

http://www.iconclinicadental.es/

Porque en Icon creemos en otra forma de hacer odontología.